¿PUEDO UTILIZAR IMÁGENES DE INTERNET?

La respuesta es NO; no puedes utilizar libremente las imágenes que obtienes a través de internet para tu blog o página web, sin que exista riesgo de que tengas que responder ante el que ostente los derechos de autor de la misma, aunque pongas su nombre al pie de la foto.

 ¿Qué Ley protege a las imágenes y su uso?

 

la Ley de Propiedad Intelectual (LPI) Real Decreto1/1996, de 12 de abril y otras normas de ámbito comunitario e internacional protegen los derechos de autoría de las obras, y por tanto de las imágenes. 

La LPI establece que la puesta a disposición del público por terceros de cualquier imagen, obra fotográfica o mera fotografía, divulgada periódicamente o en sitio web, estará sujeta a la autorización de su autor.

La Ley protege así a los autores por el solo hecho de la creación y les otorga derechos exclusivos sobre el uso, disposición y explotación de la obra, siempre que se respeten las limitaciones fijadas al derecho de explotación en la Ley.

La LPI establece dos supuestos donde se autoriza el uso de las imágenes sin que medie la autorización de su autor:

  • Con fines docentes o de investigación: siempre y cuando se refieran a obras ya divulgadas y se establezca su inclusión a través de citas, comentarios o un juicio crítico. Se deberá indicar la fuente y el nombre del autor de la obra.
  • Parodia: no se requerirá el consentimiento del autor si la transformación de la obra no crea un riesgo de confusión ni daño a la obra original.

La mencionada LPI hace una diferenciación entre obra fotográfica o de diseño, y la mera fotografía. La protección que reciben es diferente en cada caso:

  • Obra fotográfica o de diseño: son las que llevan implícita la originalidad y personalidad de su creador. Estas obras están protegidas durante toda la vida de su autor y hasta 60 años después de su muerte.
  • Mera fotografía: es la que resulta solo de la captura de una imagen, en un momento determinado, sin que medie intención creativa. Estas fotografías solo están protegidas durante 25 años, contados a partir del año siguiente a su realización.

Resumiendo, esta ley protege al autor de una imagen por el solo hecho de su creación, ostentando la plena disposición y el derecho exclusivo a la explotación de la obra, sin más limitaciones que las establecidas en la Ley.

 

Consecuencias  por el uso indebido de una imagen

Si utilizamos una imagen en nuestro sitio web sin haber obtenido el consentimiento o la autorización  de su autor, y sin disponer de una licencia de uso o explotación (copyright o copyleft) de la imagen nos podemos encontrar con desagradables sorpresas, que pueden ir desde que nos remitan una comunicación (por burofax por ejemplo) requiriéndonos para que retiremos la imagen y advirtiéndonos de que de no hacerlo ejercitarán las acciones legales oportunas hasta que nos exijan el pago de una cuantiosa indemnización.

El problema de que el asunto llegue a los tribunales, es que el autor puede pedir medidas cautelares, como cerrar tu página y el pago de una cantidad económica consistente en el precio que se debió pagar y una indemnización por daños y perjuicios. Por supuesto que el juez ponderará lo que solicite el autor demandante, pero quizá lo mejor es evitarnos todo esto.

¿Qué debes hacer si quieres utilizar imágenes en tu web?

Como es obvio, no encontrarás problemas si las fotografías o imágenes los haces tú mismo, pero si quieres calidad profesional, las opciones son o contratar a un fotógrafo o ilustrador profesional o acudir a los bancos de fotos (tipo fotolia).

En cualquier caso, y obvio también, lo más recomendable y seguro es contar con el consentimiento o autorización por escrito del autor de la imagen. Bastaría con que te autorizara mediante un correo electrónico.

Si no vas a hacer ninguna de las cosas que se citan en los dos párrafos anteriores, y decides buscar imágenes en internet, infórmate de los posibles usos de una imagen, acude al aviso legal de la web en la que encuentres la foto, a la licencia de uso (copyright o copyleft). Si no existe autorización expresa debes entender que todos los derechos están reservados.

Aquí tenéis algunas bibliotecas que uso habitualmente:

https://pixabay.com/es/

https://unsplash.com/

https://www.pexels.com/es-es/

https://web.shotzr.com

Aunque estas son ‘gratuitas’ suele ser recomendable incluir la fuente en las imágenes.

Otras de pago

https://www.123rf.com/

https://www.istockphoto.com

https://www.shutterstock.com

Y, por último, quiero cerrar este post dudas y reflexiones que nos plantean nuestros clientes:

  • Internet no es una fuente de acceso pública; por lo tanto, no podemos hacer uso de imágenes sin comprobar su naturaleza.
  • Si quieres recurrir a imágenes que tu mismo realices, debes tener cuidado que en la imagen aparezcan terceras personas sin su consentimiento, marcas reconocidas, alguna zona privada, la matricula de un coche o cualquier elemento que pueda identificar a la persona o pueda ser identificable.
  • Cuidado con las imágenes de personalidades famosas. El derecho a la publicidad se vincula generalmente a los famosos; si fotografías a un famoso y quieres obtener de esa imagen beneficios comerciales, pues este uso sin la debida autorización puede llevar a demandas judiciales.
  • Cuidado con las imágenes de menores de edad; están protegidas con más ahínco y para su utilización se requiere la autorización expresa de sus padres o tutores legales.

Y…ten en cuenta, que prestar atención y asegurarte de que las imágenes que usas en tu blog, web,  campañas de email marketing…cumplen con los requisitos legales enumerados, te aportará tranquilidad y te permitirá mantener tu reputación online que tanto cuesta obtener.