Cómo proteger la privacidad en YouTube

Proteger la privacidad en YouTube

YouTube es una Red Social en donde podemos disfrutar de millones de videos subidos por personas del mundo entero. Fue creada en febrero de 2005 por Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim, quienes se conocieron trabajando en PayPal. Un año más tarde, a YouTube lo compró Google por 1.650 millones de dólares.

Una de sus principales innovaciones ha sido la facilidad para visualizar videos en streaming, es decir, sin necesidad de descargar el archivo en el ordenador.

Los usuarios, por lo tanto, pueden seleccionar qué video quieren ver y reproducirlo al instante.

Para ver los videos, no es necesario crear una cuenta; pero para poder crear canales y subir videos, o para acceder a más servicios como por ejemplo crear listas de reproducción, suscribirse a canales de usuarios concretos o publicar comentarios, necesitamos acceder con una cuenta de Google, es decir, tener un correo electrónico de Gmail.

La idea original de YouTube consistía en compartir videos personales (de vacaciones, fiestas, etc.) con amigos.

Sin embargo, creció de manera muy rápida y pronto comenzaron a publicarse fragmentos de películas, programas de televisión y videos musicales (videoclips). Muchas empresas incluso decidieron subir anuncios y difundirlos a través del portal.

Otro paso para la popularidad de YouTube fue la posibilidad de incluir los videos en otras páginas web y blogs con sólo copiar un código HTML. De este modo, los videos trascendieron al propio portal y llegaron a todo tipo de sitios.

Porqué la gente elige YouTube

Las estadísticas que rodean a YouTube son realmente increíbles. Según Statistics Brain Research Institute, una organización dedicada a recopilar estadísticas cada minuto se suben 300 horas de video a Youtube.

Tal es el avance y crecimiento que ha experimentado Youtube que, hoy en día, se ha convertido en la herramienta publicitaria de muchos artistas. Prueba de ello es que una gran cantidad de compositores y cantantes optan por crear sus propios canales, para así dar a conocer sus trabajos y toda aquella información que pueda serles de interés a sus fans o a la prensa.

Pero no sólo eso, YouTube se ha convertido además en el escaparate perfecto para quienes sueñan con ser cantantes y con lanzar al mercado sus propios discos. Buena muestra de ello es el artista español Pablo Alborán que, a raíz de la publicación de una de sus canciones, logró ser un auténtico fenómeno de masas y actualmente triunfa en el panorama internacional vendiendo miles de álbumes.

Y algo similar fue lo que sucedió con el actual ídolo de millones de adolescentes en todo el mundo: Justin Bieber. Este era un adolescente al que le gustaba componer y cantar y que no dudaba en colgar su trabajo en YouTube mostrando su arte. Así fue como lo descubrió un productor que le dio su primera oportunidad en el mercado discográfico.

¿Qué es un Youtuber?

Para poder subir videos a Youtube previamente hay que crear un canal, y se denomina Youtuber a una persona que sube contenidos originales a su canal; un Youtuber es aquel que comparte vídeos atractivos para el usuario en los que se le ve haciendo algún tipo de actividad concreta.

Existen tres categorías con mayores casos de éxito en esta red:

  • Videojuegos (Games),
  • humor y
  • videos tutoriales: maquillaje, peluquería, recetas de cocina, etc.

También podemos llamarlos “Influencers” ya que estos jóvenes tienen la capacidad de movilizar y crear reacciones.

Para tener éxito y destacar en el universo Youtube, el contenido de los vídeos tiene que ser personal y original; un producto 100% de entretenimiento que despierte un sentimiento o emoción al usuario.

Otra clave del éxito de los Youtuber es la cercanía; es importante tratar bien a la audiencia respondiendo a sus mensajes, agradecer su seguimiento, ser constante y comprometido con ellos, etc.

También es muy importante saberse vender. No vale solo colgar los vídeos en Youtube. Actualmente es primordial el uso de las redes sociales, páginas web o blogs para difundir y compartir los vídeos y así aumentar las posibilidades de que sean vistos.

Esta Red Social mueve tanta gente y genera tantas visitas, que muchos Youtubers son famosos en el mundo entero y gracias a sponsors e ingresos por publicidad se están haciendo de oro.

Ejemplos de casos de éxito en Youtube

El Youtuber más famoso es conocido como “Pewdiepie”. Su nombre es Félix y es un chico sueco de 25 años. Su canal está dedicado básicamente a los videojuegos y millones de personas ven cómo juega mientras va haciendo comentarios en clave de humor. Pewdiepie ganó $7.000.000 en 2015, y su canal tiene 41.500.000 suscriptores.

En el caso de España, destaca Rubén Doblas, conocido por todos los usuarios como El Rubius, un joven de 25 años que saltó a la fama a partir de sus vídeos de humor y comentarios sobre videojuegos. Su canal, elrubiusOMG, cuenta con más de 26 millones de suscriptores y gana un mínimo de 25.000 euros al mes.

¿Cuánto y cómo ganan dinero los Youtubers?

Para muchos Youtubers solamente es un hobby el compartir sus vídeos con otros usuarios y lo practican como escaparate de sus pasiones, pero, para otros, puede ser su ingreso principal. Aproximadamente se calcula que un youtuber puede ganar unos 200 euros con una media de 20.000 visitas diarias.

Aunque no es tan sencillo lograr estas cantidades, hay diferentes opciones para empezar a ingresar dinero. La primera es registrando al usuario en la plataforma Google AdSense, la cual consiste en que a través de ella miles de empresas pagan para colocar sus anuncios en los diferentes vídeos, dinero que cobran los propietarios del canal.

Otra opción es que a los usuarios que tienen mucha visibilidad en la red, es decir, numerosas visitas, reproducciones y suscriptores, Youtube les premia este éxito ofreciéndoles ser Partner; de este modo la plataforma de Youtube se compromete a pagar una cantidad de dinero por cada 1.000 reproducciones.

Cómo proteger la privacidad en YouTube

Uno de los principales problemas al que se enfrenta YouTube, son los videos que violan los derechos de propiedad intelectual. Google (actual propietario de la plataforma) intenta bloquear y eliminar los clips que infringen la ley, pero dada la cantidad de usuarios que suben videos, hace que la tarea sea muy dificultosa y laboriosa.

YouTube ha tenido que enfrentarse procesos judiciales por videos ofensivos o que incitaban a la violencia.

  • Si alguien ha publicado tu información personal o ha subido un vídeo en el que apareces sin tu consentimiento, empieza por ponerte en contacto con el usuario que ha subido el vídeo y pedirle que lo elimine.
  • Si no puedes llegar a un acuerdo con él, puedes solicitar la eliminación de contenido, Para ello, lo primero que se debe hacer es iniciar sesión en la cuenta de YouTube o de Google e ir al vídeo en concreto que se quiere denunciar.

Una vez que se haya localizado el contenido, es necesario abrir el vídeo y desde la parte inferior pulsar sobre la opción Más que está representada con tres puntos en línea. Una vez que se despliegue dicho menú, se debe elegir la opción de Denunciar, que desplegará una serie de opciones a elegir como motivo por el cual se quiere denunciar o bloquear el vídeo.

Entre las muchas opciones de motivos de denuncia, deberemos elegir la opción de Infracción de mis derechos. Seguidamente se mostrará una lista desplegable para indicar un poco más sobre el detalle de la denuncia, pudiendo elegir si se realiza por infringir mis propios derechos de copyright, invasión de la privacidad o hacer otro tipo de reclamación legal.

En este caso, se deberá pulsar sobre la opción de Infracción de la privacidad y pulsar sobre el botón que se encuentra debajo a la derecha de Enviar.

A continuación. la solicitud de denuncia queda enviada y únicamente queda esperar a que YouTube confirme su eliminación posteriormente. En caso contrario es conveniente ponerse en contacto con la propia plataforma desde la opción Contacto que ella misma ofrece desde su página web.

Consejos sobre cómo proteger la cuenta en YouTube

  1. Cuidado con los enlaces acortados

Como premisa, desconfía de ellos. Si bien la mayoría son seguros, algunos pueden esconder en su interior una manzana envenenada, como algún tipo de malware que se descargue automáticamente en tu equipo para robar información. Antes de hacer clic, asegúrate de cuál es el destino al que te conducirá el link.

  1. Utiliza contraseñas seguras

Un aspecto clave a la hora de evitar un ataque de Phishing es contar con una contraseña segura. Incluye mayúsculas, minúsculas, números, símbolos y el máximo número de caracteres posible a la hora de establecer la clave de la cuenta de Google que usarás para gestionar tu canal. Además, lo recomendable es que cambies de contraseña cada tres meses, como mucho. De esta forma evitarás que un posible robo, sea útil para el cibercriminal durante mucho tiempo.

  1. Cambia tus claves de acceso

Como no podía ser de otra manera, sé precavido con tu contraseña: no utilices la misma que usas en otras plataformas y no la tengas apuntada por ahí. Hay que andarse con pies de plomo en el mundo digital.

  1. No facilites datos a través de email

No debes fiarte de los correos electrónicos que te lleguen y que soliciten la contraseña con la que accedes a tu cuenta en YouTube. De hecho, desconfía incluso de los que sean aparentemente de Google, ya que un ataque descubierto hace unos meses lograba enmascarar una URL maliciosa bajo el aspecto de un enlace de la compañía con el objetivo de que los usuarios introdujesen sus datos sin sospecha.

  1. Usa el formulario de recuperación de Google

Es importante que cumplimentes el formulario de recuperación de tu cuenta de Google. Aunque a priori la idea de darle tu número de teléfono a la compañía no te guste, es una buena forma de evitar males mayores si descubres que alguien intenta entrar en tu cuenta: solo tú tendrás el código de recuperación porque llegará a tu teléfono móvil.

  1. Si accedes en equipos que no son tuyos, usa incógnito y cierra la sesión

Muchas veces al ejecutar Chrome, nos pide iniciar sesión en Chrome en vez de iniciar sesión en Google. ¿Qué significa? Que todo nuestro historial, marcadores… Se descargará en dicho equipo y aunque cerremos sesión… Ahí seguirán.

Por eso mismo hay que usar una ventana en incógnito y evitaremos que nuestra cuenta se sincronice con Google Chrome.

También, no olvides cerrar sesión y asegurarte de seleccionar NO cuando el navegador te solicite guardar las credenciales de acceso.

  1. Revoca aplicaciones que no utilices o de las que dudes su procedencia

Para ello haz clic en la imagen de la cuenta (esquina superior derecha) y selecciona la identidad de tu canal de YouTube.

Si tu canal está vinculado a una cuenta de marca, esta, puede tener otros gestores o propietarios y es posible que tengan el poder de eliminarte como propietario del canal.

Para comprobar a quien has dado acceso, entra a cuentas de marca de Google, localiza la identidad de tu canal y haz clic en ella. Encontrarás un botón llamado «Administrar permisos”. Desde ahí podrás ver que personas tienen acceso a tu canal de YouTube.

En definitiva, el sentido común y el cuidado a la hora de crear y conservar tu contraseña pueden evitar el susto. Simplemente, comprueba bien dónde vas a introducir tus datos antes de hacerlo y así evitarás servirle en bandeja a un ciberdelincuente tus datos más confidenciales.

Para acabar recordad que en YouTube se pueden encontrar muchas más cosas además de videos de gatitos, o de gente grabando bobadas. Hay canales muy interesantes. Solo escribid el tema que os apasione o del que os gustaría aprender y os sorprenderá ver que ya existen muchos canales que lo tratan.